VIDEOS PORNO RELACIONADOS

Dos rubias comiendo una gran polla negra

84%

La madre de Piper Perri lleva a su hija a hacerse un tatuaje, quiere asegurarse que el lugar sea el mejor para hacerlo. Pero las cosas se salen un poco de control cuando ella se arrepiente de poner tinta en su piel y prefiere comerla la polla al tatuado, uno que tiene un gran rabo negro y que a la pequeña zorra apenas le cabe por su boca.

Pero todo ante la mirada atónita de su madre, que quiere enseñarle como realmente se hace, así que le da algunos consejos y las dos se ponen a hacer una doble mamada. Una por ejemplo le come los huevos o el resto del pollon y la otra la punta, que por lo general queda a cargo de la pequeña Piper. Al final estas dos rubias cerdas acaban montando al tío, y lo más sorprendente es ver a la hija hacerlo, ya que parece que va a desgarrar su chocho en cualquier momento.

0 Comentarios
DEJA UN COMENTARIO
Tu email no sera publicado.